Con la expansión de Internet todas las personas tienen la oportunidad y facilidad de aprender a especular en los mercados financieros, pero lo mejor es que en estos tiempos puedes aprender sin poner en riesgo tu dinero, esto se debe a la existencia de las ya conocidas cuentas demo o cuentas de practica.

Antes de avanzar con este articulo vamos a explicarles ¿Qué es una cuenta de practica?

Una demo o cuenta de practica es un tipo de cuenta de trading con dinero ficticio que ofrecen la mayoría de brokers online.
Este tipo de cuenta sirve para que puedas aprender hacer operaciones con las mismas condiciones que en una cuenta con dinero real, pero, sin poner en riesgo tu capital. Así que tanto las ganancias como las pérdidas en una cuenta demo se aplican sobre un saldo ficticio que lógicamente no podrás cobrar, este dinero lo puedes usar, gastar, perderlo y recargarlo cuantas veces quieras.

La cuenta de practica resulta ser la forma más recomendable de aprender a especular en la bolsa ya que podrás utilizarla para analizar el mercado, construir y probar tu estrategia de inversión e ir aprendiendo de los errores y de los aciertos sin poner en juego tu dinero.

Uno de los errores mas frecuentes de los traders nuevos es el de empezar directamente con una cuenta de dinero real o bien empezar con la cuenta demo pero pasar de manera precipitada a la cuenta real sin practicar lo necesario. Esto hará que no tengas claro cómo operar y que acabes perdiendo tu dinero mucho más rápido.

Algo que debes entender es que el trading no es un juego de suerte, no se trata de adivinar en qué dirección se va a mover el mercado sino que requiere formación, experiencia, disciplina y esfuerzo, con una cuenta demo no invertirás tu dinero desde el primer momento pero sí vas a tener que invertir tu tiempo y ser paciente para desarrollar las habilidades necesarias para ser rentable.

Así que si de verdad están dispuestos a trabajar para llegar a ser traders rentables a continuación te daremos algunos consejos para sacarle el mayor provecho a tu cuenta demo.

1. Respeta la cuenta demo como si fuese una cuenta real
Esta es la recomendación más importante para que puedas aprender a invertir con una cuenta real, debes tomar las operaciones en serio, tal cual como si estuvieras con una cuenta real con tu propio dinero. Trata de olvidar que el saldo de la cuenta demo es virtual y que no pasa nada si lo pierdes.
El hacer operaciones sin control, asumir muchos riesgos, abrir posiciones sin analizar y sin estrategias de trading, no identificar tus errores son los errores más habituales que pueden acabar con el saldo de tu cuenta demo rápidamente, o lo que es peor, llevarte a malgastar tu tiempo sin aprender nada y crear malos hábitos que puedes repetir en una cuenta real.

2. Actuar con disciplina es un punto clave. 
Trata de pensar que es tu dinero el que está en riesgo y esto te ayudará a tomar tus decisiones con mayor cautela.
Algunos brokers online ofrecen sus cuentas demo con un saldo predeterminado que no se puede cambiar y otros permiten elegir la cantidad de saldo virtual disponible en tu cuenta demo. 


Es recomendable que tu cuenta demo tenga un saldo similar al saldo que estas pensando depositar en un futuro. Si el broker no permite escoger el saldo entonces trata de contar solamente con una parte del saldo virtual parecido al que tendrías disponible en tu cuenta real.
Si los saldos que utilizas en la cuenta demo son similares a los que utilizarías en una cuenta real, te resultará mucho más sencillo utilizar las mismas estrategias y llevar una buena gestión de capital y así tener la posibilidad de obtener resultados parecidos.

3. Tomate tu tiempo
No trates de pasarte a una cuenta real de manera acelerada. Intenta aprender y obtener buenos resultados en la cuenta demo de manera consistente y una vez tengas buenos resultados positivos puedes empezar iniciar en tu cuenta real con un poco de dinero.

De igual manera aunque te tomes la demo como si fuese una cuenta real, la presión psicológica que tendrás al operar con tu propio dinero siempre va a ser mayor, principalmente a causa del miedo por eso si los resultados en demo no son todavía buenos debes actuar con paciencia, y tratar de ampliar tus conocimientos y seguir practicando para mejorar tu estrategia.


Conseguir un buen sistema de trading no es imposible pero requiere de esfuerzo, trabajo, tiempo y paciencia.  No te desesperes y no trates de compararte con otros traders o con resultados. Conseguir rentabilidades altas en poco tiempo solo es posible asumiendo unos riesgos elevados que también pueden acabar con tu cuenta en minutos. Tienes que desarrollar poco a poco un sistema con el que te sientas cómodo y que puedas hacerlo de la mejor manera en una cuenta real.

Estos 3 consejos son muy valiosos para todas las personas nuevas y las que aun no tienen resultados positivos. Es por esto que les aconsejamos aprovechar al máximo la cuenta demo, disfruten del proceso de aprender, cada operación, cada minuto, cada análisis que hagan no sera en vano y tarde o temprano verán grandes resultados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *